La máquina donde se deben depositar los envases.

4

Retornar los envases de bebidas en las fiestas patronales de Menorca se recompensará con cinco céntimos por cada lata o botella de plástico que se devuelva a la máquina, ha informado este miércoles el Consell insular.

El objetivo de esta iniciativa es evitar que los envases de bebidas ensucien las calles o acaben en el fondo del mar. Las fiestas patronales son un acontecimiento público que concentran miles de personas, y, por lo tanto, generan un volumen relevante de residuos.

Por ello, el departamento de Medio Ambiente del Consell de Menorca y el Consorcio de Residuos y Energía han iniciado este sistema de depósito, devolución y retorno de envases (DDR) de bebidas de un solo uso para las fiestas, que supondrá un «doble premio» para la ciudadanía.

Además de evitar que los envases ensucien las calles de las localidades, se recompensará a los ciudadanos con cinco céntimos por cada lata o botella de plástico que se retorne a la máquina, ha precisado la institución menorquina.

Desde el Consell han indicado que «depósito» significa que hay un valor económico asociado a cada envase, un incentivo para que vuelva a la cadena de producción en las mejores condiciones posibles para su reciclaje y esta cantidad no es un impuesto o un coste extra, sino un anticipo.
Esta devolución significa que esta cantidad que el consumidor ha avanzado se le reembolse en su totalidad cuando el envase se entrega de nuevo al comercio.

Finalmente, el «retorno» significa que el envase vuelve a la cadena de producción, es una materia prima en condiciones de convertirse en un nuevo producto, cerrando el ciclo y sin generar residuos.

En cada municipio que se celebren las fiestas patronales se instalará una máquina.