La planta hotelera abrió casi al completo en mayo | Josep Bagur Gomila

2

Los hoteles menorquines han cerrado el mes de mayo con una ocupación media del 55,37 por ciento, 3,37 puntos porcentuales más que en el mismo mes del año 2019, y eso a pesar de que esta temporada se estima que han puesto al servicio de los clientes un mayor número de plazas, un 4,4 por ciento más, que en el año previo a la pandemia, según se refleja en los datos de la Encuesta de Ocupación Hotelera que hizo ayer públicos el Instituto Nacional de Estadística (INE). En esta se puede ver como Menorca es la única isla balear que ha empezado la temporada de la vuelta a la normalidad con mejores cifras de ocupación.

Las cifras de ocupación registradas en el mes de mayo en los hoteles menorquines no llegan a alcanzar los resultados cosechadas en años anteriores, como 2018, 2017, 2016 y 2015, pero se acercan. Atendiendo al número de pernoctaciones, las noches de hotel registradas, mayo de 2022 ha dejado 512.547, 51.332 más que en 2019, un incremento considerable, del 11,1 por ciento. Existen diferencias llamativas entre la evolución de las pernoctaciones de clientes nacionales y las de turistas internacionales. Las noches de hotel del mercado nacional han aumentado un 38 por ciento, mientras que las de extranjeros lo ha hecho un 5,6 por ciento. La estancia media se reduce, pasa de 5,3 días en mayo de 2019 a 5,07 en mayo de este año.