Colas frente a un mostrador de Ryanair este fin domingo en Palma. | Laura Becerra

0

El Aeropuerto de Menorca es este domingo el más afectado de Balears por la tercera jornada de huelga de los tripulantes de cabina de Ryanair. A medida que la protesta suma nuevos días los problemas crecen. En total se han cancelado seis vuelos con origen o destino la Isla que debían ser operados por la compañía irlandesa de bajo coste.

Ha sido el caso de un vuelo que tenía previsto llegar de Barcelona a las 11.50 horas y otros dos con las ciudades francesas de Marsella (13.10) y Burdeos (21.20). El fin de semana ha sido especialmente complicado en los aeropuertos franceses, afectados por otra    huelga, este caso de los controladores aéreos marselleses, con una incidencia directa sobre las rutas que sobrevuelan todo el arco mediterráneo.

Buscarse un alojamiento

Algunos de los pasajeros afectados por la cancelación del vuelo de la mañana entre Menorca y Barcelona han explicado a Es Diari que han sido instados por Ryanair a buscar por su cuenta un alojamiento en la Isla con la esperanza de ser recolocados en algún vuelo del lunes. Se les cubre como máximo el coste de un establecimiento de tres estrellas, pero sin ninguna garantía de poder viajar a su destino.

Ryanair está tratando de minimizar los efectos de la huelga con la contratación de urgencia de tripulantes marroquíes. Así lo hizo el sábado en un vuelo entre Málaga y Menorca, una práctica que ha merecido el reproche del sindicato USO. La protesta de los tripulantes de cabina está vigente hasta el 2 de julio.     

Más allá del conflicto abierto en esta compañía, la jornada de este domingo ha vuelto a estar marcada por los retrasos generalizados en los aeropuertos de Balears, incluido el de Menorca.