El aparcamiento de Sa Plaça situado en la plaza Miranda de Maó, cumple 25 años en funcionamiento. Y el Mercat des Claustre, la empresa que gestiona desde entonces el parking y Sa Plaça, quiere potenciar su uso. Para ello ha cometido una serie de mejoras para hacerlo más accesible, cómodo y «adaptarlo a las necesidades de los nuevos tiempos».

En los últimos meses ha reorganizado las plazas de aparcamiento, con el objetivo de crear estacionamientos para coches más grandes. Se pretende así acabar con uno de los problemas que se ha encontrado en los últimos años el parking de Sa Plaça, con la fabricación de vehículos de un tamaño mayor que los que hace 25 años se previeron.

gg290622004 (1).jpg

Con la reorganización de plazas, el parking de Sa Plaça cuenta ahora con una capacidad para 125 coches, distribuidos en dos plantas, de los cuales 16 son para vehículos grandes. En una segunda fase, prevista para principios del año que viene, se espera ejecutar otra reorganización, que en este caso afectará a la segunda planta, y con la que todavía se crearán más plazas para coches XL.

Además de esta reestructuración de plazas, el Mercat des Claustre ha repintado todo el parking y se ha mejorado la rotulación, la cartelería indicativa y las señales horizontales del aparcamiento para facilitar la accesibilidad y a la vez hacerla más cómoda y agradable. El parking además cuenta con apertura automática con lectura de matrícula y dos estacionamientos con puntos de carga para vehículos eléctricos.

gg290622004 (3).jpg

Desde el Mercat des Claustre recuerdan que el parking de la plaza Miranda está situado en pleno centro histórico de Maó, está cubierto, abierto las 24 horas del día y los 7 días a la semana y cuenta con cámaras de vigilancia y personal de atención al público.

Precios especiales para los menorquines

El aparcamiento no es solo para los clientes de Sa Plaça, aunque estos pueden aparcar de forma gratuita durante una hora siempre y cuando hayan adquirido productos en alguna de las paradas de Sa Plaça por un importe superior a los 15 euros. El aparcamiento está abierto a todo el público, y cuenta con tarifas especiales para los residentes de Menorca. Así, si el precio oscila entre los 2,15 y los 2,25 euros la hora, dependiendo de la temporada, los menorquines pueden disfrutarlo por 40 céntimos la hora. Solo hace falta que se den de alta en el punto de atención al público y después carguen la tarjeta monedero en las máquinas que hay en el parking. También hay disponibles abonos mensuales y diarios que abaratan el coste. Sa Plaça cuenta con una página web donde los clientes pueden reservar plaza, renovar los abonos o recargar las tarjetas monedero.

«Lo que queremos es que venga gente todo el año, y no solo turistas», comentan desde el Mercat des Claustre. «Es una de las formas más cómodas y rápidas para venir a pasear, a comprar o hacer gestiones a Maó», destacan. A la vez no amagan que su gran objetivo es garantizar y promover el comercio y la compra de proximidad y de producto local. Sa Plaça cuenta con una cincuentena de paradas que ofertan desde fruta, verduras, carne, charcutería, una panadería, establecimientos de ropa, restauración y un supermercado.

El apunte

La recaudación se destina a mantener un edificio que es patrimonio de todos

Hay muchos motivos para escoger el aparcamiento de Sa Plaça para dejar el coche si se va al centro de Maó. Está cubierto, es céntrico, está vigilado y no resulta caro para los menorquines. Otro motivo es que se trata de un aparcamiento cuyos ingresos van destinados a mantener el emblemático edificio público del mercado, que es patrimonio histórico de todos, destacan desde el Mercat des Claustre. La empresa, formada por los propietarios de las paradas, hace 25 años que gestiona Sa Plaça y el aparcamiento y aún le quedan otros 50 de concesión.Sus ingresos proceden de la cuota mensual que pagan los propietarios de las paradas y del parking. Y todo se destina al mantenimiento del edificio.