La delegación de Hacienda en el puerto de Maó. | GRUP SERRA

2

La última lista de grandes deudores con la Agencia Tributaria no presenta, en cuanto a las empresas y personas relacionadas con Menorca, novedades perceptibles. Ni entradas ni salidas, así como tampoco variaciones significativas en cuanto a los importes del pasivo pendiente de pago con el erario público. Algunas cantidades cambian, pero unos pocos arriba o abajo.

Tres empresas de la construcción permanecen en la lista. Se trata de Edificaciones y Obras Lozano SL, a la que la Agencia Tributaria reclama poco más de un millón de euros desde hace ya bastante tiempo. y las dos sociedades que entraron en la lista el pasado diciembre cuando se rebajó el umbral fijado para aparecer en la relación pública: Tolo Pons SL, con 696.469 euros, y la sociedad Industrial Menorquina de Prefabricados SL, con 643.261 euros.

Noticias relacionadas

Empresas de otros sectores que repiten en la lista son Ti San Ciutadella SL, ya en liquidación, por un importe de 777.096 euros, y Juan Valera SA, con 842.605 euros, una bisutera inactiva ya desde hace bastantes años.

En la lista de morosos de la Agencia Tributaria sigue intacto el Menorca Bàsquet SA, con un importe pendiente de pago de 1.673.107 euros, y Parc d Oci Menorca, gestora del edificio del Ocimax en su día, ahora en concurso de acreedores lo que ha motivado la subasta del centro comercial. Isleña Marítima de Contenedores SA o el grupo Prasa tampoco han logrado salir.

Con el nuevo umbral aparecieron en la lista una decena de particulares con apellidos menorquines. El abogado Salvador Timoner lleva tiempo en la lista con más de dos millones de deuda. También es notoria la presencia en la relación del empresario mahonés Luis Victory de Sintas o de Diego Torres, el menorquín que tuvo un papel relevante en el famoso caso Nóos, ambos por cantidades adeudadas que se aproximan al millón de euros.