Los hoteles menorquines registraron en junio una ocupación media del 80,32 por ciento.

9

La planta hotelera menorquina ha cerrado el mes de junio con el mayor nivel de ingresos desde que existen registros. Así lo reflejan los datos de coyuntura hotelera hechos públicos ayer por el Instituto Nacional de Estadística, en los que la media ingresos por habitación disponible (RevPAR), uno de los grandes indicadores de rentabilidad del sector, se alza hasta los 92,4 euros, un 10,2 por ciento más que el último año comparable, 2019, antes de las dos anómalas temporadas marcadas por la pandemia.

La ocupación de los hoteles tradicionales (se excluyen en la estadística apartamentos, viviendas y alojamientos rurales) alcanzó el pasado mes el 80,32 por ciento, lo que supone un aumento de 2,95 puntos porcentuales en relación al año 2019. Se trata del dato de ocupación más alto de las islas del archipiélago balear, pero no marca el nivel más alto de la serie histórica. En los meses de junio de 2016 y 2017 se registraron ocupaciones más altas, pero los ingresos fueron sensiblemente menores. La razón, el aumento de la tarifa media de las habitaciones ocupadas.

Sube el precio medio

Noticias relacionadas

En junio de 2022 ese indicador de tarifa media diaria se ha situado en los 109,7 euros, inferior a 2021, pero sensiblemente superior a los meses de junio previos a la pandemia. La combinación de una buena ocupación y el aumento de los precios da como resultado esa cifra de ingresos nunca antes vista. Otra cosa será el efecto que tengan en los balances de resultados, habida cuenta del gran aumento que los establecimientos están sufriendo en sus costes de funcionamiento.

El pasado mes dejó considerables incrementos en el número de clientes en los hoteles menorquines. La estadística de viajeros que se han alojado en los establecimientos menorquines refleja un incremento de 16.259 en relación a 2019, un aumento del 13,7 por ciento. También ha crecido, un 9,5 por ciento, el número de pernoctaciones, 68.394 más que antes de la pandemia. En cuanto al indicador de estancia media de los turistas en los hoteles, se refleja un ligero descenso en relación al mes de junio del año 2019. La estancia media ha pasado de 6,05 días hace tres años a 5,82 días el pasado mes.