Uno de los depósitos en la red de Deixalleries o Puntos Limpios de Menorca. | Gemma Andreu

4

Los trabajadores de la red de Deixalleries de Menorca han decidido por unanimidad en asamblea ir a la huelga para reivindicar derechos laborales y fortalecer la prevención de riesgos. No se dan por satisfechos con el cambio de contrata del servicio, que desde el 1 de agosto está en manos de la empresa Tragsa. De momento el sindicato que promueve la protesta, Comisiones Obreras, no ha concretado la fecha de inicio.

Los motivos de la huelga son los ya denunciados en las últimas semanas: la falta de personal, la coincidencia entre el horario de atención al público y el horario laboral, los incumplimientos de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, el incumplimiento del derecho de desconexión digital, la falta de un proceso de negociación de cara los nuevos pliegos de licitación, y la revisión de las funciones y las categorías laborales del personal.

Noticias relacionadas

CCOO señala que el resultado de la asamblea celebrada este lunes ha dado luz verde al parón laboral "ante la pasividad del Consorcio de Residuos y Energía de Menorca". También ha denunciado que se negó a los trabajadores hacer una asamblea en un Punto Limpio, a pesar de estar fuera del horario de la actividad y con el argumento que a la reunión tenía que asistir una sindicalista de CCOO que no está en plantilla.

Además, han explicado que siguen sin respuesta al informe remitido al Consorcio sobre la situación de los Puntos Limpios y las condiciones laborales de sus empleados. "Han pasado once meses y no se han adoptado medidas, excepto manifestaciones de que se incluirían mejoras en la próxima licitación, que se tenía que haber llevado a cabo a principios de año y que a día de hoy se desconoce la fecha", han apuntado.