Las duchas de Cala Galdana, cuando estaban totalmente operativas.

17

El Ayuntamiento de Ferreries ha decidido cerrar las duchas de la playa de Cala Galdana a partir de este lunes. Eso sí, deja operativos los grifos para limpiar los pies ubicados en la cala, aunque reduce su horario. Estarán abiertos de 10 a 19 horas, dos horas menos que hasta ahora.

El motivo es para ahorrar agua, ante la sequía que padece la Isla y para prevenir futuros problemas de abastecimiento. «Hemos detectado en las últimas semanas un consumo exagerado en las duchas de Cala Galdana y ante la actual sequía nos está haciendo mucho daño», explica el concejal de Turismo de Ferreries, Antoni Salord.

Noticias relacionadas

La medida ha entrado en vigor este mismo lunes, y nada tiene que ver con los problemas de abastecimiento de agua que padece Ferreries, desde este dominngoo, por culpa de la reparación de una fuga que ha provocado cortes en el suministro en todo el casco urbano. En este sentido, cabe destacar que el abastecimiento de agua en Cala Galdana llega a través de otro depósito, que no ha sido afectado por la avería, y que el equipo de gobierno hace ya días estaba debatiendo la necesidad de apagar las duchas de Cala Galdana.

La medida en principio estará en vigor lo que queda de agosto, y principios de septiembre. Después, en función de cómo evolucione la sequía y la afluencias de bañistas en Cala Galdana el Ayuntamiento decidirá si mantiene el cierre o lo reabre y recupera la normalidad.