Unos turistas, en un comercio del centro de Ciutadella. | Josep Bagur Gomila

14

El 56,72 por ciento de las empresas turísticas de Menorca aumentaron el pasado mes de julio su facturación respecto al mismo mes del año pasado, mientras que un tercio declara que sus beneficios se han visto reducidos, por el 10 por ciento que asegura que ha mantenido el nivel de negocio.

Son los resultados de la encuesta que cada mes de temporada hace la patronal PIME entre las empresas asociadas, que también refleja una mejora de los resultados respecto a 2019. En este caso, casi la mitad de los negocios (47 por ciento) afirma que ha facturado más que el julio de antes de la pandemia; el 25 por ciento igual y el 27,9 por ciento restante, menos que en 2019.

Pese a ello, según apunta PIME los empresarios temen que esta mejoría de la facturación «quede diluida» por la actual situación de coyuntura económica que califican de «complicada» por los «aumentos constantes en los costes de explotación, provocado por los continuos incrementos de suministros, electricidad y combustibles, mayores costes salariales, que se han visto trasladados a los precios de los productos y los servicios». En este sentido, PIME admite que las expectativas vertidas sobre la presente temporada «eran elevadas» y que «para muchos empresarios estas no se han cumplido». Temen, asimismo, que la situación se complique en el futuro próximo, por culpa de la inflación y la incertidumbre existente, que pueda «empañar los resultados» de septiembre y octubre.

Por sectores

Los que manifiestan un mejor comportamiento son sin duda las empresas de turismo activo y las viviendas turísticas, ya que el 100 por cien manifiesta que ha aumentado ingresos respecto al año pasado. En comparación con 2019, el 70 por ciento de los negocios del turismo activo y el 57 por ciento de las viviendas vacacionales ha mejorado sus cuentas respecto al último julio de antes de la crisis sanitaria.

En el comercio los resultados también son buenos, con un aumento de ventas que ronda el 60 por ciento de las empresas respecto a 2021 y 2019.

Sorprende también los datos de las empresas de alquiler de coches, debido a las excelentes expectativas vertidas por el sector al inicio de la temporada. El 43 por ciento han declarado un aumento de la facturación, mientras que el 57 % ha reducido o mantenido el negocio.

Y los sectores donde se declaran peores resultados son en las empresas náuticas, ya que seis de cada diez declara una reducción de ingresos, y en los agroturismo y en la restauración donde la mitad de las empresas asegura haber bajado la facturación respecto al año pasado.