Día de calor extremo en Menorca | Gemma Andreu

3

Un horno. Así ha sido Menorca este domingo, con temperaturas extremas de calor, las más altas de lo que llevamos de año. Lo habían señalado las previsiones, y así ha sido, después de días de noches tórridas y también jornadas con termómetros al alza.

La zona de levante, según los datos recogidos de varias estaciones, ha sido la que se ha llevado la peor parte, donde las máximas han oscilado entre los 38 y 39 grados. En el aeropuerto, la estación meteorológica oficial de la AEMET, la máxima ha sido de 38,7 grados. Es la temperatura más alta registrada en un mes de agosto desde que hay registros, pero no rebasa el récord de calor extremo, con 39,6 grados, registrado en julio de 1983.

Noticias relacionadas

En Sant Lluís se han alcanzado 39.1 y en Binibèquer, en la costa sur, 39,1. En otra estación, perteneciente a la red de Weatherunderground, se han alcanzado 40,9 en Binixíquer; y en Llucmaçanes, los 40 grados.

Un poco más bajas han sido las temperaturas en la zona centro y oeste, con 37,9 grados en Ferreries; 36,9 en Ciutadella o 34,4 en Cala en Blanes.

Fin a las alertas por calor

Sin embargo, la buena noticia es que esta enésima ola de calor, la más alta del verano, ya tiene fin. Menorca dejará de estar en alerta por altas temperaturas, ya que el termómetro no alcanzará registros tan altos. Seguirá haciendo calor los próximos días, como es natural en verano, pero las temperaturas se frenarán. Para este lunes, la máxima llegará a los 34 grados en Ciutadella y 33 en Maó. El descenso proseguirá durante los días siguientes.