Imagen de archivo de un operario realizando labores de tendido de un enlace eléctrico submarino. | RED ELECTRICA

0

Red Eléctrica ya está realizando estudios del lecho marino con vistas a la instalación del segundo enlace eléctrico entre Menorca y Mallorca. A pesar de que como operador del sistema no propuso –y el Ministerio para la Transición Ecológica validó su consejo– la inclusión del segundo cable como inversión preferente en el Plan de Desarrollo de la Red de Transporte de Energía Eléctrica para el periodo 2021-2026, la empresa busca ahora avanzar los trabajos previos a la espera de tener financiación comprometida por parte del Gobierno.

El inicio de los trabajos de análisis del fondo marino ha sido desvelado a este diario por la Dirección General de Energía del Govern, desde donde avanzan algunas decisiones que se están tomando al respecto de este demandado proyecto, encaminadas a acortar plazos. El segundo cable eléctrico submarino con Mallorca tendrá una vinculación con el segundo enlace entre la isla vecina y la Península, este proyecto sí incluido en la planificación actual y por ende con el horizonte límite de ejecución en el año 2026.

El director general de Energía, Pep Malagrava, explica que ambos enlaces submarinos compartirán la entrada a Mallorca por Alcúdia, así como el tramo terrestre para llegar hasta la subestación eléctrica, intentando así sacar el máximo provecho de los trabajos, aunque el segundo enlace menorquín tendrá que esperar en todo caso a la ejecución del mallorquín. El Govern reclama a Madrid que el segundo cable Menorca-Mallorca se incluya en la planificación extraordinaria 2024-2029. La ministra Teresa Ribera ya anunció en abril que el segundo cable tendría que esperar «al año 2027 o 2028».