La tormenta severa que se ha desatado esta pasada madrugada en Menorca ha mantenido en jaque a 20 bomberos del parque de Ciutadella, que han contado con el apoyo de siete profesionales del Ibanat y ocho voluntarios de Protección Civil para atender el alud de llamadas recibidas de afectados por inundaciones, caídas de árboles y el derribo de postes de electricidad.

Desperfectos en las obras del Bastió des Governador y en las farolas de Es Born. | Foto: Josep Bagur Gomila

En total, hasta las 10.30 de la mañana del domingo, los bomberos de Ciutadella han tenido que realizar 43 salidas y siete más los de servicio en el parque de Maó. Han sido actuaciones continuadas aunque no especialmente graves. La caída de árboles, ramas y postes eléctricos han afectado parcialmente a los suministros de luz en urbanizaciones como las de Cala en Porter, Cala en Bosc y Cala Galdana.

Aunque las mayores precipitaciones se han registrado en Maó, con 91 litros por metro cuadrado, en Ciutadella las rachas de viento han alcanzado los 107 kilómetros por hora, lo que combinado con la lluvia ha provocado los mayores daños.

Árbol arrancado por la fuerza del viento y la lluvia en Dalt sa Quintana de Ciutadella. | Foto: Josep Bagur Gomila
Noticias relacionadas

Entre las calles afectadas por la acumulación de agua y las inundaciones en bajos está el Carrer Lleida de Ciutadella.

Dos hoteles con inundaciones

Dos hoteles han visto como se inundaban sus plantas bajas. En especial, el aparthotel Arenas Son Bou, en Torre-solí, ha visto afectada su planta a ras de la calle. El agua ha entrado a borbotones en el sótano y las dependencias que utiliza el personal. Los bomberos de Maó han necesitado cuatro motobombas para achicar el agua porque las propias del establecimiento, al parecer, no han funcionado. El otro hotel afectado ha sido el Paradís Blau, de Cala en Porter, y los bomberos también han intervenido en el Blanc Palace, de Sa Caleta por el mismo motivo.

Trabajos de reparación en la playa de Cala en Porter. | Foto: Ayuntamiento de Alaior

Otra intervención destacada ha sido la retirada de un pino de enormes dimensiones que ha bloqueado el camino hacia Cala en Turqueta, y otro árbol ha tenido que retirarse porque ha cortado una calle de Cala Galdana. También han tenido que desplazarse a Cala Blanca y la zona de Sa Farola debido a la caída de ramas y árboles.

La nave de Toy Planet, en el Polígon de Ciutadella, de nuevo entre las afectadas. | Foto: Josep Bagur Gomila

Los bomberos se han desplazado, además, a numerosos domicilios particulares cuyos garajes se han inundado. Como viene sucediendo en las últimas tormentas, de nuevo el edificio de Toy Planet se ha visto inundado.