El parque de Maó debe acoger el segundo curso formativo.  | Josep Bagur Gomila

La designación del nuevo sargento jefe del parque de bomberos de Maó la hará el Consell de forma directa entre los profesionales que actualmente prestan servicio en estas dependencias del Servicio Insular de Prevención y Extinción de Incendios, y quieran optar al puesto.

Será así después de que haya quedado desierta la segunda convocatoria abierta por la institución insular para este cargo que dejara vacante a principio de año Josep Lluís Bosch, el anterior sargento responsable hasta su jubilación.

En la actualidad la jefatura del servicio en Maó la ocupa de forma interina Juan José Franch, quien se perfila como el principal candidato para ser designado por las responsables de la Conselleria de Cooperación que tutela el servicio, dada su experiencia en el cargo.

Precisamente el jefe interino de Maó, Juanjo Franch, y el del Servicio Insular, Joan Rosselló, se encuentran esta semana en Palma realizando un curso de investigación de incendios.

En la última convocatoria abierta para profesionales se presentaron siete aspirantes, todos ellos de fuera de la Isla para ocupar el cargo vacante en el parque de Maó. Seis quedaron excluidos porque no cumplían algunos de los requisitos exigidos en las bases del proceso. El único que fue admitido forma parte en la actualidad del cuerpo de bomberos del Ayuntamiento de Palma que no ha autorizado la comisión de servicios que solicitaba su trabajador para poder hacerse cargo del puesto de mando en el parque de Maó.

Nati Benejam, directora insular de Cooperación Local, confirmó ayer que será el Consell quien nombre al nuevo jefe de Maó, bien a través de una elección directa o bien mediante un proceso interno entre los profesionales del parque interesados que estén en disposición de ocupar el puesto. «Son las dos opciones que debemos concretar con el departamento de recursos humanos», explicó Benejam.