La alcaldesa Joana Gomila, el concejal de Policía, Sergi Servera y los responsables policiales junto a los nuevos coches.

El Ayuntamiento de Ciutadella ha renovado cuatro vehículos de la flota de la policía local, con la incorporación de tres tres utilitarios y un todo terreno. Con esta adquisición, el Consistorio podrá retirar otros cuatro vehículos que tienen más de 15 años de antigüedad y con más de 500.000 kilómetros recorridos.

Los nuevos coches de policía son de la marca Toyota. En el caso de los tres patrulleros son del modelo Corolla HSD, con motor ‘Full Hybrid. El todo terreno es un Toyota Hiliux. La adquisición se ha hecho con la modalidad de renting, con un contrato de 60 meses (5 años) y se han entregado totalmente equipados. El coste asciende a 3.694 euros mensuales, más IVA, de los que 1.150 euros se pagan por el todo terreno y 848 por cada uno de los tres utilitarios. El contrato incluye durante los cinco años los servicios de mantenimiento, reparación y seguro, además del cambio de los neumáticos.

El Ayuntamiento destaca que en los últimos años se han incorporado en la flota policial un total de seis nuevos vehículos, de los cuales uno es eléctrico y opera en el turno de noche. Con esta adquisición, la antigüedad de la flota se ha visto reducida y el objetivo del Consistorio es que a corto plazo no haya vehículos policiales en circulación con más de 10 años de antigüedad, ya que en estos momentos solo hay un coche que tiene 11 años. Ahora la edad media del parque móbil de la policía de Ciutadella es de 2,9 años.