Los operarios desmontaron ayer el radar situado a la salida del pueblo para trasladrlo a Sant Tomàs. | Katerina Pu

TW
21

El Ayuntamiento de Es Migjorn ha decidido retirar el radar móvil que situaba normalmente en la Avenida Central de la Urbanización de Sant Tomàs y sustituirlo por uno de los tres radares fijos que tiene instalados en el mismo pueblo. En concreto, trasladarán el aparto que más multas imponía.

Durante la mañana de este miércoles los operarios desmontaron el cinemómetro que hasta ahora estaba ubicado en la salida de la localidad, en dirección a Sant Tomás. Precisamente este ha sido el radar más conflictivo de los cuatro instalados puesto que ha disparado el número de sanciones en el primer año de actividad desde junio de 2023.

Las mismas fuentes municipales han señalado que el radar móvil de Sant Tomàs se utilizará ahora en el pueblo, aunque dadas sus características dinámicas parece evidente que no se activará a diario como sí lo estaba el que tantas sanciones ha provocado. Entre el 22 de enero y el 7 de abril pasados el Ayuntamiento notifico 22.700 multas, a las que había que sumar las de agosto y septiembre.

El cinemómetro era el más sancionador del municipio.
Noticias relacionadas

Las quejas de los empresarios y restauradores de Sant Tomàs por la acumulación de sanciones provocadas por este radar han influido en el cambio de ubicación determinado por el equipo de gobierno que preside Antonia Camps, según informa el Consistorio.

La instalación ahora del radar fijo en la zona más equidistante de la Avenida Central de Sant Tomàs implicará la ubicación de una nueva cartelería para hacerlo más visible a los conductores con el objetivo de que reduzcan la velocidad y no exceda los 30 kilómetros por hora, que es la máxima permitida.

Recursos limitados

No obstante, detrás de esta decisión, también aparece la falta de personal para atender un radar móvil a cargo de la Policía Local. Dado que en la actualidad solo cuenta con dos agentes para cubrir todo el municipio en pleno comienzo de la temporada, se hace muy complicado poder destinar a alguno de ellos para que ponga y quite el dispositivo y esté pendiente de su operatividad durante el tiempo que se determine.

El apunte

El Ayuntamiento tramita ampliar el contrato con otro cinemómetro más

La intención del Ayuntamiento de Es Migjorn es sustituir el radar fijo que ha derivado aSant Tomàs con una nueva caja.Para ello ha iniciado la tramitación con el objeto de ampliar el contrato establecido con la empresa Alumbrados Viarios SA para que le suministre e instale un nuevo dispositivo en el mismo lugar, es decir, a la salida del pueblo en dirección a Sant Tomàs.Ese radar que ya ha desaparecido de su ubicación es el que más protestas ha generado por los miles de sanciones acumuladas.