Imagen de una aula de un centro educativo de Menorca. | Gemma Andreu

TW
51

Ni públicos, ni concertados. Ningún colegio de Menorca quiere aplicar el plan de elección de lengua del Govern el próximo curso. Hace poco más de un mes este diario ya informaba del nulo interés que había en los centros educativos para sumarse a este proyecto. Y este jueves la Conselleria de Educación ha confirmado que ninguna de las 28 escuelas que imparten Primaria en Menorca (21 públicas y 7 concertadas) se ha acogido a este plan.

En el conjunto de las Islas apenas 11 colegios de los más de 300 que hay en Balears, entre privados-concertados y públicos, han solicitado aplicar el plan de elección de lengua. De ellos 10 son de Mallorca (Nuestra Señora de Montesión, Sant Vicenç de Paül-Sa Vileta, Santa Mònica, el Aixa-Llaüt, el Juan de la Cierva, San Alfonso Maria Ligorio, Mare de Déu de les Neus, Can Bonet, Nostra Senyora de Consolació de Palma y Nostra Senyora de Consolació d’Alaró) y uno de Eivissa (Nostra Senyora de Consolació d’Eivissa).

La Obra Cultural Balear (OCB) ya ha calificado de «fracaso» el «intento del Govern de segregar a los alumnos por razón de lengua», y ha agradecido el compromiso de los centros con el modelo lingüístico vigente. «Han reconducido un despropósito pedagógico que solo buscaba satisfacer las obsesiones ideológicas de la extrema derecha», ha insistido la entidad en referencia a Vox, que impuso el plan al PP para garantizar su gobierno en minoría. La iniciativa cuenta para el próximo curso con 60 millones de euros que, al haber tan pocos centros interesados, se usarán en su mayor parte para otros gastos educativos, como becas de comedor, transporte o atención inclusiva.

Noticias relacionadas

La OCB ha aprovechado el poco interés que ha suscitado el plan para pedir su retirada y ha recordado que presentaron un recurso contencioso administrativo que fue admitido por el Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJIB). La entidad considera que el plan es contrario a la legalidad vigente en materia lingüística.

Hasta ahora, el modelo educativo balear se ha basado en que el catalán sea la lengua vehicular para fomentar su normalización, ya que es una lengua minorizada y el castellano es más usada y los alumnos en todos los casos adquieren mayor conocimiento, incluso bajo el sistema lingüístico actual. En la práctica, además, no en todos los centros se cumple ni siquiera un 50 % de las horas lectivas en catalán. En los centros concertados de las Islas es donde está más extendido este incumplimiento, puesto que el profesorado mayoritariamente da clases en castellano, algo que en la pública no pasa. Por este motivo, desde el principio se ha criticado que los 60 millones de euros solamente servirán para financiar a centros que ya no ofrecen una educación en catalán como establece la normativa autonómica.

El plan se prevé aplicar el próximo curso en segundo y tercer ciclo, es decir, entre cuarto y sexto de Primaria. Las clases separadas por lengua se darán en Matemáticas o Conocimiento del Medio, algo que toda la comunidad educativa, desde profesorado a familias, considera que segregará e impedirá garantizar que los alumnos aprendan las dos lenguas oficiales.

Aun así, el Govern seguirá con su plan y en el curso 2025-2026 ofrecerá la posibilidad de aplicar la elección de lengua se extenderá a los institutos, de manera que las familias podrán elegir castellano o catalán en dos materias: Matemáticas y Geografía e Historia. También tendrán que escoger uno de estos dos idiomas en las materias de ámbito científico: o Biología y Geología, o Física y Química o Tecnología.