El accidente tuvo lugar el lunes. | A.C.F.

7

La Policía Local de Ciutadella tuvo que detener al mediodía de este lunes a la mujer que había perdido el control de su vehículo, un Nissan Patrol, invadiendo la zona ajardinada a la derecha de la rotonda de Sa Caleta.

La mujer, de 67 años, quería abandonar el lugar del accidente sin someterse al control de alcoholemia ya que, a simple vista, parecía hallarse bajo los efectos de la bebida. Dada su negativa a realizar el test los agentes procedieron a su detención, acusada de un delito penal, por esta negativa y fue conducida a la central. Una vez redactado el atestado fue puesta en libertad a la espera de que sea citada por el juez para prestar declaración. Su hijo se hizo cargo del automóvil.