0

Una dotación del parque de bomberos de Maó tuvo que acudir este domingo a las 15 horas a la calle Sant Gabriel, de Sant Climent, para extinguir el fuego que se había declarado en un contenedor de residuos.

A pesar de la intervención de los bomberos, el fuego quemó el recipiente y se propagó al de al lado por lo que ambos quedaron calcinados. El fuego pudo haberse producido por los restos de ceniza de alguna chimenea o similar.