0

Dos coches, un Ford Fiesta y un Opel Combo, se rozaron este lunes a las 7.30 de la mañana en el Camí d'en Kane rompiéndose mutuamente los dos retrovisores.

Uno de los conductores, español, se dio a la fuga y fue perseguido por el otro hasta Maó. La Guardia Civil le localizó posteriormente y le multó por haberse marchado.