La fiesta Flower Power celebrada entre los días 10 y 11 de agosto de 2007 en la Fortaleza de la Mola de Maó acabó con dos jóvenes heridos, uno de ellos grave, y más de 200 quejas a consumo | Archivo

3

Los dos jóvenes menorquines que sufrieron un gravísimo accidente durante la fiesta 'Flower Power' celebrada el 10 de agosto de 2007 en la fortaleza de La Mola, de Maó, han ingresado este mes las indemnizaciones que les corresponden después del acuerdo alcanzado por sus respectivos abogados y las tres empresas responsables de la organización.

Aunque la cuantía final del acuerdo no ha sido revelada, la reclamación patrimonial hecha en su día se elevaba a 650.000 euros en el caso de Martí. A estas sumas se debían añadir los intereses de los diez años transcurridos por lo que la suma que han percibido gira en torno a los 700.000 euros, de los que 90.000 han sido para Clara Simó.

Martí Riera y Clara Simó cayeron a un foso no señalizado de unos diez metros de profundidad durante la fiesta. Como consecuencia de la caída el joven de Fornells quedó parapléjico mientras que la mujer sufrió múltiples fracturas y vio afectado uno de sus riñones. Ambos contaban entonces 28 añós de edad.

Después de más de diez años y un largo proceso judicial y negociador, los letrados David Casellas y Montse Alcaraz, respectivamente, cerraron el pasado enero el acuerdo con las tres empresas responsables de la organización, que fueron el Consorcio Militar de la Fortaleza de la Mola, Cordial Hotels, que tenía la concesión para la explotación del lugar y Onrus Broderic, propiedad del cómico Joan Gràcia, que fue la que promovió la fiesta.

Las partes implicadas presentaron el acuerdo de transacción conjunto en el Juzgado Contencioso Administrativo número 2 de Palma tras alcanzar el acuerdo, y finalmente los afectados han podido cobrar las cantidades acordadas este mismo mes.