Juzgado Social. La vista se celebró en presencia de los acusados y sus abogados en el ‘Social’ de Ciutadella aunque fiscal y juez intervinieron por videoconferencia desde el Juzgado de Menores de Palma. | Archivo

El Magistrado Juez del Juzgado de Menores número 1 de Palma ha condenado a cuatro adolescentes de Ciutadella como responsables de un delito contra la integridad moral que cometieron sobre un compañero en el instituto Josep Maria Quadrado, también fuera del centro y en sus inmediaciones, según la sentencia dictada tras el juicio celebrado el pasado 27 de marzo en el Juzgado Social de Ciutadella.

Los cuatro condenados, de entre 15 y 16 años, durante al menos un año hasta marzo de 2017 acosaron a otro menor con el ánimo de menoscabar su dignidad y autoestima. Incurrieron en todo tipo de vejaciones, menosprecios y amedrentamientos que hacían referencia principal a su físico. También le insultaban reiteradamente y le empujaron en varias ocasiones dentro y fuera del centro educativo.

El acoso al menor aumentó a finales del año 2016 lo que provocó que finalmente la familia de la víctima decidiera denunciar el delito en la Comisaría de la Policía Nacional de Ciutadella, tras comprobar que la situación no remitía en el centro educativo al que acuden tanto los responsables del acoso como la víctima. Los padres habían revelado el problema a los responsables del instituto con mucha antelación sin que, explicaron, se adoptaran soluciones que evitaran el creciente malestar de su hijo. El bullying finalizó una vez tuvieron conocimiento de la denuncia.

El fallo indica que como consecuencia de la actitud de los cuatro menores hacia la víctima, esta llegó a aislarse en su comportamiento social e incluso realizó algún intento de autolesionarse.

La condena supone para tres de los cuatro acusados la medida de doce meses de libertad vigilada mientras que el otro deberá realizar tareas socioeducativas durante ese mismo tiempo. Los cuatro, además, no podrán aproximarse a menos de 100 metros ni comunicarse por cualquier tipo de medio o procedimiento con la víctima durante un año a partir de la sentencia.

Lea la noticia completa en la edición impresa del 05 de mayo en Kiosko y Más