El hombre amenazaba con precipitarse subido a un tejado de la calle S’Arraval, de Maó. | Javier Coll

Espectacular despliegue policial el que tuvo lugar el miércoles por la tarde en la calle S'Arraval de Maó debido a la presencia de un hombre en el tejado de un inmueble, que amenazaba con lanzarse al vacío tras protagonizar un caso de violencia de género por el que acabó siendo detenido.

La Policía Local, que dio apoyo a las patrullas de la Policía Nacional, cortó el tráfico rodado y estableció un cordón de seguridad para que tampoco pasaran los transeúntes por esa calle durante tres cuartos de hora.Los agentes y el abogado del acusado consiguieron convencerle más tarde para que cesara en su intención de precipitarse al vacío, colocaron una escalera apoyada al edificio de dos plantas por la que pudo descender mientras una ambulancia del 061 estaba presta para intervenir y numerosos vecinos, alarmados, seguían el desarrollo del suceso.

Una vez situado sobre la acera los policías nacionales procedieron a la detención del individuo, de 50 años y nacionalidad argentina, y le condujeron a la Comisaría de la Plaza Miranda donde quedó en los calabozos hasta que ayer al mediodía declaró ante la jueza del Juzgado de Instrucción número 1 de Maó.

Lea la noticia completa en la edición impresa del 11 de mayo en Kiosko y Más