5

Conducía un ciclomotor con las luces apagadas la noche del 23 de abril del año pasado por el Polígono Industrial de Maó y cuando fue advertido por una patrulla de la Policía Nacional, en lugar de detenerse se dio a la fuga lo que originó una persecución en la que llegó a conducir en contra dirección.

El joven, de nacionalidad española, logró escapar a los agentes pero al día siguiente, sabedor de que la Policía le localizaría acudió a la Comisaría para denunciar que le habían robado el ciclomotor el día anterior. Los agentes comprobaron que la denuncia era falsa y procedieron a su detención.

El pasado martes se celebró el juicio que se saldó con el acuerdo de conformidad entre su abogado y el fiscal lo que permitió rebajar la condena a seis meses de multa por un delito de deso bediencia grave a los agentes de la autoridad, y tres meses más por otro delito de simulación en grado de tentativa, ambos a razón de 2 euros diarios.