Previous Next
1

Un niño de 5 años, natural de Ciutadella, sufrió quemaduras de primer grado en sus dos pies el pasado jueves en la playa de Algaiarens cuando jugaba a la pelota. El pequeño se recupera de las heridas en las plantas y tobillos sometiéndose a curas diarias en la Clínica Menorca a la que fue trasladado por su madre cuando se produjo el siniestro.

Fueron operarios del servicio de limpieza de playas del Consell de Menorca los que habían realizado una hoguera por la mañana para quemar los residuos de madera que aparecen en la orilla. El servicio dispone de autorización para realizar estas quemas controladas, aunque la normativa indica que deben vigilar la total extinción del fuego como, al parecer, no realizaron correctamente en esta ocasión. Tampoco señalizaron el lugar que había ocupado la hoguera. La madre ha presentado una instancia de protesta al Consell de Menorca y al departamento de Costas, y hoy denunciará los hechos ante la Guardia Civil.

«No fue un accidente porque se podía haber evitado», relata la mujer. Había acudido a la playa junto a una amiga, y cinco niños. Tras avisar a la Policía Local de lo que había sucedido cuando su hijo hundió sus dos pies en la arena, supo que la responsabilidad recaía en un organismo público provocando su indignación.

La madre del menor agradece la información de la Policía Local de Ciutadella, las disculpas y la preocupación que le ha hecho llegar tanto el encargado de la empresa que limpia las playas como la propia consellera de Cooperación, Maite Salord, «pero es algo que se debe denunciar porque podía haber sucedido una desgracia mayor, aunque me dijeran que siempre lo hacían así y que nunca había pasado nada».

Los operarios lanzaron arena para ahogar el fuego creando un especie de horno que no queda a la vista. El niño pisó en medio de la hoguera y sus pies se hundieron quemándose con las brasas. Ocurrió sobre las 4 de la tarde, cuando los operarios habían abandonado la playa antes de las 12. «Se habrían podido quemar otros niños con peores consecuencias», relata la mujer.