21

Una mujer de unos 50 años de edad, residente en Maó, fue víctima de un abuso sexual y posterior robo de su teléfono móvil sobre la 1 de la madrugada del pasado domingo, cuando iba en dirección a su casa y subía por la calle Deià, en el centro de Maó.

La víctima caminaba con tranquilidad mientras leía y contestaba una conversación a través de la aplicación whatsapp de su teléfono móvil. De pronto observó como un hombre de unos 30 años de edad, más bien de baja estatura, según la descripción, se situó a su altura caminando junto a ella. La mujer ha denunciado que de repente le puso la mano en la entrepierna, ella reaccionó encolerizada y le gritó que la dejara en paz. El individuo le dio un golpe en la boca, a continuación, le arrebató el móvil y huyó a la carrera.

La víctima ha denunciado el suceso ante la Policía Nacional, todavía con el susto y la duda de si el hombre pretendía agredirla sexualmente, robarle o hacer ambas cosas. La investigación pasa por el visionado de las imágenes de la cámaras de los comercios que hay en esa calle para tratar de descubrir al agresor.