Previous Next
0

Un auténtico diluvio en poco más de una hora este martes provocó imágenes inéditas en la zona centro de Menorca, especialmente en Ferreries y Es Mercadal. No se recordaba, desde hacía años, una situación como esta, cuando se desbordó el torrente de Son Granot, que cruza el núcleo urbano de Ferreries y el polígono industrial.

Los 126 litros por metro cuadrado descargados durante el episodio, prueban la magnitud del desastre. El agua, con fuerza, prosiguió su curso por el Barranc d'Algendar, que quedó anegado, hasta desembocar en Cala Galdana. Lo mismo pasó en el barranco que desemboca en Trebalúger, que pasa por Ferreries con el torrente de Son Granot.

Noticias relacionadas

Del rastro de todo ello hay cuenta en estas imágenes aéreas tomadas durante la tarde en Ferreries, el Barranc d'Algendar, Cala Galdana y Trebalúger. El agua arrastró lodo y todo tipo de materiales, desembocando en el mar con un color marronoso.