Un momento de la detención en el exterior del campo del CD Menorca de Maó

Una reyerta iniciada en el parque de Es Freginal de Maó desembocó la tarde noche del sábado en cuatro detenciones y dos personas heridas. El conflicto se desencadenó sobre las siete de la tarde por una riña entre dos grupos que tuvo como primera víctima a un menor herido por arma blanca que, según explican los testigos, perdió gran cantidad de sangre. El parque se hallaba bastante concurrido a esa hora.

Al tener conocimiento de los hechos, la Policía Nacional inició su intervención. Uno de los momentos más tensos se vivió cuando una patrulla inició la persecución del vehículo donde huía uno de los presuntos agresores. El joven abandonó su coche en plena calle ante el campo de fútbol del CD Menorca donde, en ese momento, se estaba disputando el partido de la Liga Regional. Los agentes lo acorralaron a la entrada del recinto deportivo y lo detuvieron.

En paralelo, el menor herido en la riña de Es Freginal fue trasladado hasta el servicio de Urgencias del Mateu Orfila. Allí se produjo otro incidente sobre las 20 horas cuando dos técnicos sanitarios fueron atacados.

Al bajar de la ambulancia

Según explican fuentes policiales, este suceso se produjo de manera casual, ya que mientras bajaban al joven de la ambulancia llegó al hospital un miembro del otro grupo derivado desde el centro de salud de Dalt Sant Joan.

Al encontrarse, ambos protagonizaron un nuevo enfrentamiento en el que los sanitarios del servicio de emergencias intervinieron para proteger a su paciente. Fue al tratar de evitar esta nueva agresión cuando sufrieron las agresiones físicas e insultos. Ambos profesionales pudieron seguir con su trabajo al no sufrir lesiones de gravedad.

La Conselleria de Salud y Consumo, que ha censurado los hechos a través de sus redes sociales, se ha puesto a disposición de los dos técnicos afectados por si quieren emprender acciones legales por el ataque sufrido.

Nuevas detenciones

Los problemas a raíz de este episodio siguieron en Maó una hora más tarde. Sobre las 21 horas, la Policía Nacional con el apoyo de la Policía Local organizó un dispositivo en la zona de Malbúger donde se producirían el resto de las detenciones.

Según las mismas fuentes, uno de los grupos implicados está formado por personas de etnia gitana y otro por magrebíes. La violencia del enfrentamiento, con el uso de armas blancas, obligó a desplegar un gran número de efectivos de seguridad.

La Policía Nacional no descartaba anoche que pudieran producirse más detenciones en el marco de esta operación.