El juicio a prevención se celebra este miércoles en la Audiencia

7

Una modalidad de simpa ocurrida en agosto de 2019 en un hotel de lujo de la urbanización de Cala en Bosc ha derivado en el juicio a prevención que tendrá lugar la mañana de este miércoles en la sección segunda de la Audiencia Provincial.

Los hechos denunciados por el establecimiento hotelero ocurrieron entre el 9 y el 18 de agosto de hace tres años cuando el acusado, acompañado por otra persona de la que no se ha acreditado que supiera de las intenciones ilícitas de su compañero, dejó de pagar cuatro facturas al hotel que suman un importe de 10.050 euros.

El fiscal le pide una condena de un año de prisión por un delito de estafa y abonar a la empresa propietaria del establecimiento la cantidad presuntamente estafada.

Según el escrito de acusación, el hombre disfrutó de todos los servicios hoteleros, el restaurante y el club sin pagarlos durante esos nueve días. Con anterioridad había hecho la reserva para tres días que fue la única suma que abonó correspondiente solo a la habitación para mantener oculta su intención de estafar al hotel.

A partir de ahí extendió su estancia otros seis días más y cuando se le reclamaron esos gastos manifestó haberlos pagado mediante transferencia bancaria enviando justificante de la operación al director del hotel y al correo electrónico del establecimiento por importe de 6.835 euros. Lo que hacía era obtener los justificantes de las operaciones dando la orden de la transferencia que a continuación anulaba una vez había obtenido esos justificantes para engañar al hotel.

Finalmente el acusado abandonó el establecimiento el 18 de agosto sin abonar las cuatro facturas que sumaban 10.050 euros asegurando que las transferencias estaban hechas. Cuando tras su marcha se le volvió a reclamar el abono, alegaba problemas con las operaciones y enviaba justificantes de nuevas órdenes de transferencias de las que su importe nunca llegaba al destinatario puesto que el acusado se encargaba de dejarlas sin efecto.