A la izquierda, el adolescente británico en el momento de pasar a disposición judicial. A la derecha, uno de los cazas F18 movilizados por el Ejército.

9

El adolescentre británico que protagonizó la falsa amenaza de bomba este domingo en el Aeropuerto de Menorca tuvo la ocurrencia de escribir en la red social Snapchat, horas antes del vuelo de Easyjet que le debía trasladar de Londres a la Isla, que se dirigía a explotar un avión y que además era miembro de los talibanes, el movimiento político-religioso y organización militar islamista de Afganistán.

La simple combinación de esas palabras en un mismo mensaje de texto: explosión, talibán y avión, bastó para que saltara la alarma en los complejos sistemas de seguridad cibernéticos de la policía inglesa. Esta localizó al autor del mensaje, que además lo escribió sobre una fotografía suya, cuando el avión ya había despegado.

Noticias relacionadas

La policía francesa recibió el aviso a continuación, lo mismo que la española, y fue entonces cuando despegaron de la Base de Zaragoza los dos aviones del Ejército del Aire para escoltar al avión que, presuntamente, portaba una bomba e iba a explotar.

Tras su aterrizaje en Menorca, la policía judicial de la Guardia Civil no tardó en identificarle, dado que su imagen aparecía junto al mensaje, y procedió a su detención mientras sus cinco amigos fueron interrogados y quedaron en libertad.

La jueza del Juzgado de Instrucción número 2 de Maó, Belén Velázquez, tomó declaración al joven en la tarde del martes y dictó un auto de libertad provisional bajo fianza de 10.000 euros. Además, ordenó que le fuera retirado el pasaporte, por lo que no puede abandonar la Isla y debe personarse en el juzgado los días 1 y 15 de cada más mientras se instruye la causa.