0

Invadió el carril contrario en el primer kilómetro de la carretera de Maó a Fornells, y pese a que un camión que circulaba en la otra dirección intentó evitar la colisión, finalmente la furgoneta acabó impactando violentamente en el lateral del vehículo pesado y quedó semivolcada sobre la calzada. Como consecuencia del accidente el hombre, de nacionalidad marroquí, de 51 años de edad, sufrió politraumatismos en su cuerpo e ingresó en la Unidad de Cuidados Intensivos del ‘Mateu Orfila’ en estado grave, según comunicó el centro hospitalario.

El conductor de la furgoneta, una Citroën Berlingo, que iba hacia Maó, pudo sufrir somnolencia lo que le habría llevado a perder el control del vehículo y desplazarse hasta el otro carril. Esa es la primera hipótesis que plantea la Guardia Civil de Tráfico, autora del atestado y que ahora investiga el siniestro.

El conductor del camión explicaría a este diario poco después que vio venir a la furgoneta invadiendo su carril desde lejos, «yo pensé que acabaría rectificando pero cuando lo tuve encima solo pude evitar el choque frontal», relató.

El vehículo del conductor herido quedó destrozado en su parte delantera mientras que el camión sufrió el desvío de sus ruedas traseras debido al fuerte impacto y otros desperfectos en el mismo lateral. Una ambulancia del 061 trasladó al herido al Hospital, mientras bomberos y empleados de carreteras del Consell limpiaron la zona del accidente que provocó retenciones durante una media hora, bajo un sol de justicia.