Los duendes fueron un año más los encargados de traer la iluminación a Maó | Josep Bagur Gomila

2

Fiel a su cita en el calendario, el fin de semana del puente de la Constitución, el ambiente navideño se estrenó este sábado en Maó. Y lo hizo con el tradicional encendido del alumbrado, que cada año traen Els Llumets a la ciudad. Después de los problemas técnicos sufridos el año pasado por un inesperado chaparrón que provocó una avería en el cuadro eléctrico, la ceremonia de este sábado transcurrió sin sobresaltos y todo se «encendió a la primera», tal y como reconocía aliviado el concejal de Fiestas, Héctor Pons.

Así, a las 18,30 horas Maó estrenaba sus luces navideñas, después de que los cuatro duendes descendieran por la fachada de la iglesia de Santa Maria ante la atenta mirada de los más pequeños, que desde mucho antes ya esperaban el tradicional evento escuchando los villancicos interpretados por la Xaranga de la Banda de Música de Maó. Tras el relato del cuento de «Els Llumets» y la entrada en escena de los duendes, se inició un recorrido para ir estrenando la iluminación por distintos rincones del municipio. Una decoración lumínica que este año, a petición de los comerciantes, ha unificado su estilo para ofrecer una imagen más homogénea.


Feria y patinaje

Se puede decir que Els Llumets se encargaron de marcar el inicio del periodo navideño, pero en realidad el ambiente festivo ya se había comenzado a respirar en la ciudad desde primera hora de la mañana. Y ello fue gracias a la inauguración de una nueva edición de la Fira e Nadal, que se prolongará hasta el próximo jueves y que este año está emplazada entres zonas de la población: las plazas Conquesta y Constitució y la calle de Ses Moreres. Una cita que en su jornada de estreno contó con unos invitados especiales, Miquelet «Es Salero» e Illa, de la Colla de Gegants de Maó, quienes partieron de los Cuarteles de Santiago para protagonizar un recorrido por diferentes vías hasta finalizar en el Claustre del Carme.

Justamente ese emplazamiento fue en la jornada de este sábado otro de los epicentros festivos en el arranque de las actividades navideñas, ya que allí es donde se ha instalado este año la pista de patinaje sintético, después de que la atracción hubiera recalado en los últimos tiempos en el Pavelló Menorca.

Una atracción que vivió una animada jornada en su día de estreno, en parte gracias a la variadas actividades que se programaron en ese entorno para intentar dinamizar el ambiente. Además de calzarse unos patines, los asistentes pudieron participar en un taller en el que se ofrecieron consejos para automaquillarse o disfrutar de un desfile de modelos que exhibieron artículos de las tiendas de la Sa Plaça.

En definitiva, una jornada muy completa para dar la bienvenida a una programación navideña con una agenda repleta de actividades para el próximo mes. De momento, hoy la Fira de Nadal volverá a abrir sus puertas con una variada oferta de productos: regalos de Navidad, flores, artículos de decoración, alimentos típicos de la época y productos locales.