La feria se ha trasladado al parque de Es Freginal de Maó

0

Más de 3.000 personas han pasado durante este fin de semana por la Fira Arrels, una feria organizada por el Departamento de Economía y Territorio del Consell de Menorca, que nació en 2017 para incentivar el consumo del producto local y la gastronomía de la isla.

Según ha informado el Consell de Menorca este domingo en una nota de prensa, después de que la cuarta edición tuviera que cancelarse por la crisis de la COVID-19, la Fira Arrels ha vuelto este fin de semana con un formato adaptado a la situación y en un nuevo espacio, el parque de Es Freginal de Maó, por donde han pasado cerca de 3.500 personas durante estos dos días.

La directora insular de Economía y Territorio, Pilar Pons, ha asegurado que «dentro de la excepcionalidad del momento, la feria ha sido un éxito rotundo. El aula de actividades ha estado siempre llena y la asistencia, que en todo momento ha estado controlada y limitada, ha sido muy buena llegando a completar el aforo durante cuatro horas seguidas esta mañana de domingo».

Además, ha destacado que «el nuevo lugar escogido para celebrar este formato al aire libre y reducido de la Fira Arrels, el Parque de Es Freginal, ha sido muy adecuado y ha hecho lucir los expositores y sus productos».

De este modo, y a pesar de celebrarse en un formato reducido, para el Consell de Menorca, la Fira Arrels ha cumplido los objetivos esperados, volver a reunir a la producción artesana de la isla junto con el sector de la hostelería y restauración, y al mismo tiempo, convertirse en un escaparate del producto y la gastronomía de Menorca.

También, los productores se han mostrado «muy satisfechos» con la celebración de la feria, dado que muchos de ellos han agotado el producto poco antes del cierre de la misma.

El director de la feria, Pep Palau, por su parte, ha querido destacar que «Arrels se ha convertido en un espacio para que los productores presenten novedades y lancen nuevos productos, hecho que demuestra la consolidación de la Fira y hace tangibles sus objetivos: colaboraciones entre productores surgidas gracias a Arrels, como por ejemplo la cerveza con azafrán, la ginebra con azafrán o el ketchup elaborado con miel y tomate, entre otros».

El cumplimiento de medidas sanitarias ha hecho que este año la organización tuviera que agrupar el máximo número de productores posibles en menos stands --27 productores en 15 escaparates--. Esta circunstancia ha hecho que algunos artesanos y productores hayan acudido a la feria dentro de sus agrupaciones sectoriales.

La segunda jornada, un «éxito» como la primera

Respecto a la celebración de la segunda jornada de la Fira Arrels, el Consell de Menorca ha destacado que ha sido un «éxito» al igual que lo fue la primera, celebrada este pasado sábado.

Solo abrir las puertas de la feria este domingo se ha completado el aforo permitido y ha seguido así durante toda la mañana. El Parque de Es Freginal se ha llenado de visitantes que han podido recorrer los 15 stands de producto local y conocer los 27 productores y los productos que han ofrecido, que han constituido una muestra de la diversidad del producto menorquín.

Además, durante la mañana los asistentes han podido participar en una cata de embutidos y vinos de Menorca y en un taller de cocina con setas a cargo del chef Victor Bayo, quien ha cocinado una fideuá con setas y unas setas escabechadas. A mediodía, se ha realizado una cata de cervezas artesanas. Por la tarde, ha tenido lugar la demostración de cocina de la reconocida chef de Ciutadella Sílvia Anglada de Es Tast de na Silvia, que ha elaborado recetas con higos de Menorca, como higos con sobrasada.

La jornada y la feria ha concluido con la actividad más esperada del programa, la ponencia de la chef con más estrellas Michelín del mundo, Carme Ruscalleda, quien se ha desplazado hasta Menorca para participar en esta edición de Arrels.

En la conferencia, Ruscalleda ha asegurado que «los productos de Menorca tienen una personalidad especial» y que es muy importante apreciar la cultura culinaria que se tiene cerca y proyectarla hacia el futuro.

Así, se ha dado por finalizada esta edición de la Fira Arrels con la vista puesta en poder retomarla en su formato original en 2022, año designado para que Menorca sea Región Europea de la Gastronomía. La organización ya trabaja para que la Fira Arrels sea uno de los pilares de este nombramiento.