Imagen de la procesión de los Tres Tocs de 2019, que será diferente este año al celebrarse en la Catedral

11

El Ayuntamiento de Ciutadella ha anunciado este viernes que se han adaptado los actos previstos para la celebración de Sant Antoni para adecuarlos a la actual situación sanitaria. Se introducen cambios en la Processó dels Tres Tocs y se suspende el Mercado de dátiles y naranjas.

El acto institucional de día 16 de enero se mantiene en el Teatre des Born a las 19 horas, en el que se hará entrega de la Medalla de Oro de la ciudad, a título póstumo, a Pere Melis Pons, y Margarita Cursach Seguí, filóloga y experta en la figura de Melis, pronunciará una conferencia recordando los méritos del distinguido. Este acto estará regulado por la actual normativa sanitaria en lo que respecta a la asistencia a teatros, y será obligatorio presentar el certificado covidido para poder asistir.

En cuanto al 17 de enero, se ha suspendido el tradicional Mercat de Dàtils i Taronges ante el Hospital Municipal, al considerar éste un espacio vulnerable, mientras que la Fira de Sant Antoni, que se celebra en la Contramurada, se mantendrá pero con más espacio entre los diferentes tenderetes, el mantenimiento de la distancia social y el uso de mascarilla.

En cuanto a la tradicional Processó dels Tres Tocs, se han introducido varios cambios para poder celebrarla a la vez que se garantizan las medidas sanitarias. El recorrido será el mismo de cada año hasta llegar a la plaza de Ses Palmeres, donde este año la procesión no se detendrá y tampoco se realizarán los Tres Tocs en esta ubicación. La comitiva seguirá adelante por la calle de Maó, Plaça Nova, Ses Voltes y Plaça de la Catedral. Así, no se pasará por las calles más estrechas del casco antiguo como se hacía tradicionalmente. Al llegar a la Catedral, la procesión entrará en el templo, donde tendrán lugar los Tres Tocs y el canto del Te Deum. Cuando finalice este acto religioso, la comitiva seguirá hasta el Ayuntamiento, donde se dará por terminado la celebración cívica-religiosa.

El número de autoridades asistentes a la procesión se reducirá en relación a otros años, así como el número de integrantes de la Banda de Música de Ciudadela que participan en el acto. Desde el Ayuntamiento de Ciutadella se pide a la ciudadanía que evite las aglomeraciones en todos los espacios por los que pasará la procesión, y se recuerda la obligación del uso de mascarilla.