La joven empresaria catalana Blanca Miró Scrimieri en su casa de Menorca

La joven empresaria catalana Blanca Miró Scrimieri está conquistando el mundo de la moda. Se ha convertido en todo un reclamo por su peculiar estilo, en el que destacan prendas coloridas y amplias con toques bohemios y chic. No le gusta definirse como influencer, pero ante el gran número de personas que la siguen -más de medio millón en Instagram- es consciente de su gran capacidad de influencia en lo que a moda y tendencias se refiere.

Viene desde hace años a veranear en la casa familiar que tienen al sur de Menorca, en Torret. La vivienda es un proyecto en el que trabajó su madre que es interiorista, Rosarietta Scrimieri, hace más de una década.

Acude a Menorca de nuevo esta vez para disfrutar de uno de los momentos más especiales de su vida. Este mes se casará con el empresario tecnológico Javier Fondevila, cofundador de Holded, una compañía que da soporte técnico para la administración y contabilidad de pequeños y medianos negocios.

Empresaria exitosa

La diseñadora de éxito cuenta ya con tres negocios: Vasquiat, tienda multimarca creada junto al emprendedor Rafa Blanc; La Veste, una firma de moda de estilo vintage y naif junto a la diseñadora Maria de la Orden; y Delarge, una marca de gafas de sol coloristas y futuristas.

Empujada por su pasión por el diseño, la decoración y la moda, es habitual verla en desfiles de Milán y París. Tiene constantes colaboraciones con marcas como Paco Rabbane, Chanel, Dior o Gucci. También es embajadora de Mango.

Su boda en la Isla

Una vida tan ajetreada y bulliciosa hace que esta joven de treinta años no dude en acudir a su refugio favorito para buscar tranquilidad e inspirarse. Para su boda en Menorca ha preparado una guía para los invitados con sus lugares favoritos de la Isla. Tiendas artesanales, donde conoce muy bien el producto y cómo trabajan, restaurantes y lugares especiales.

Miró define Menorca como mucho más que sus típicas abarcas, que, no obstante, afirma que son maravillosas. Quiere que todos sus amigos y seres queridos vean y disfruten de todo lo que la Isla tiene que ofrecer, según ha comentado en medios.

No dudó en celebrar su unión entre la tranquilidad y la belleza de una isla que siente cada vez más como su casa. Por la paz que le transmite y la desconexión que consigue cuando viene aquí.