5

Los británicos han sido el cuarto grupo en actuar en el festival menorquín, imprimiendo su personal estilo de rock, new romantic y new wave. El concierto, que trasladó a los asistentes a un viaje musical en el tiempo, comenzó de manera tranquila y fue acelerando el pulso a medida que se sucedían las canciones, llegando al final con un público entregado que vibró con cada tema.

La agrupación, liderada por Alan Clark, la completan a la guitarra Phil Palmer y Jack Sonni, al saxo Mel Collins, el bajista Trevor Horn, Steve Ferrone en la batería; Marco Caviglia, guitarra y voz, y Primiano Di Biasi, al teclado. El grupo interpretó con mucha complicidad con el público grandes temas de su discografía como como ‘Walk of life’, ‘Romeo & Juliet’, ‘The bug’, ‘Telegraph road’, ‘Sultan of swing’ y ‘Money for nothing’.

Antes del concierto, los invitados pudieron disfrutar de la actuación del intérprete Nathan Daniels en los jardines de Lazareto, así como de los numerosos food trucks con una variada propuesta gastronómica. Toda una experiencia. Tras Dire Straits Legacy, estes lunes llegará el turno de Mayumaná.