La banda madrileña Taburete, en un momento de su actuación este sábado en el Lazareto Festival.

8

Dos horas de show, lleno hasta la bandera y el público en pieel puerto de Maó en el epicentro del ocio estival menorquín. Los encargados de este broche de oro fueron David Otero y Taburete. La energía de ambos grupos contagió a un público que no paró de corear sus canciones más conocidas.

La noche del sábado empezaba con la actuación del David Otero, que interpretó muchos de los temas de El Canto del Loco –banda a la que perteneció antes de su disolución–. Entre ellos estuvieron «Volverá», «Castillo de Arena» o «Peter pan».

Tras él fue el turno de Taburete. La banda madrileña, liderada por Guillermo Bárcenas y Antón Carreño, hizo que el público se levantase de sus asientos a bailar todas las canciones que iban proponiendo. Entre los temas estaban sus títulos más conocidos como «Sirenas», «Madame Ayahuasca», «Amos del piano bar» o «Caminito a Motel» y también su último sencillo –publicado este mismo año– «Roto y elegante».

Además, David Otero y Taburete tuvieron la oportunidad de cantar juntos, interpretando la colaboración publicada por los dos en 2020 que versiona «Una foto en blanco y negro» de El Canto del Loco.

Antes del concierto, los asistentes pudieron disfrutar de la actuación de la banda Wanderlust Menorca en los jardines del Llatzeret, así como de los numerosos food trucks con una variada propuesta gastronómica y el restaurante con vistas al mar.

El Lazareto Festival, ya finalizado, ha sido un evento único por la ubicación, en una fortificación cargada de historia en el puerto de Maó, como por la selección de grupos nacionales e internacionales que han marcado una época en la música.