El superyate 'PI' amarrado este viernes en Maó, visto desde los muelles del Cós Nou. | Gemma Andreu

La tormenta que este jueves se desató sobre los cielos de Menorca obligó a buscar refugio a los cientos de embarcaciones que por estas fechas navegan por aguas de la Isla. Así es como el puerto de Maó se convirtió en el cobijo del «PI», el superyate propiedad del empresario y político estadounidense Howard Schultz, conocido por haber sido el CEO de la cadena mundial de cafeterías Starbucks. Retirado del negocio en junio de 2018, su nombre figuró entre los presidenciables para las elecciones de 2020.

Su diseño ultramoderno, unido a sus imponentes 77,3 metros de eslora, convierten al «PI» en uno de los superyates más lujosos que han hecho escala en Maó este verano. Está preparado para alojar 12 pasajeros en sus suites, y a diferencia de otras embarcaciones de este tipo solo está a disposición de sus dueños, no se alquila como chárter náutico.

gg180822005 (1).jpg
El yate, con bandera de las Islas Caimán, lleva por nombre el signo del número pi.

Pese a ser construido en 2019, el yate ya ha cambiado de manos una vez. Valorado en 120 millones de dólares, fue construido para Robert Friedland, otro millonario norteamericano que hizo fortuna con la minería, y su nombre original era «Syzygy 818», en referencia al día de su cumpleaños, el 18 de agosto. Entre sus comodidades a bordo se incluyen un salón de belleza y un beach club.

Noticias relacionadas

Con su tanque de combustible con capacidad para 125.00 litros y sus potentes motores alcanza una velocidad máxima de 18 nudos. También está equipado para transportar 33.000 litros de agua potable para satisfacer sus necesidades a bordo.