La maniobra de atraque del 'Calex' este lunes en el puerto de Maó. | José Barber

David Wilson es el director general de Wilson Automotive Group, una de las diez cadenas de concesionarios de coches más importantes de Estados Unidos. Con un patrimonio cercano a los mil millones de dólares se acaba de comprar el yate de lujo como el «Calex», que este lunes ha hecho escala en el puerto de Maó.

Un barco de diseño italiano recién salido de los astilleros Benetti y valorado en 90 millones de euros. El nombre de «Calex» está dedicado a los hijos del empresarios, Cameron y Alexandra, según se informa en la web superyachtfan.com. Con una eslora de 67 metros, está en el ranking de los barcos particulares más grandes que han recorrido las aguas de Menorca este verano.

El interior no es menos espectular que el exterior de este megayate, que transporta con todas las comodidades a 14 invitados con una tripulación a su servicio de 17 profesionales. Además de invertir en el ocio familiar y en la cría de caballos, otra de sus aficiones, David Wilson también es conocido por sus acciones benéficas en Estados Unidos, donde colabora con entidades no gubenamentales.