0

Estamos acostumbrados cuando paseamos por nuestras ciudades, tener la mirada por los suelos, para evitar tropezar con algún ladrillo y empedrado mal colocado, o tener cura de no pisar alguna mierda de perro, chiclets, que si no te das cuenta al llegar a casa, el jodido olorcito apesta, o el ñic ñac cuando caminas por el piso...vatuadell cent llamps, te acuerdas de la madre que los parió, a estos incívicos, que les importa un carajo cuidar el medio ambiente.

Levantamos la vista de vez en cuando y... ¿que vemos?…la mayoría de las fachadas llenas de cables de todo tipo, que las empresas suministradoras han colocado a su libre albedrío.

Desde mi boinder discreto, he seguido unas obras que recientemente se han efectuado en la Base Naval de Mahón, o sea, la casa vivienda del Capitán de Corbeta...Me encanta ser vecino por la parte de nuestra ciudad mahonesa, ya por el movimiento de barcos de diversas armadas navales, o bien sea por lo bien cuidada, tanto de día como de noche, por la Armada Española...Me he fijado que la fachada la han dejado libre de cables...¡Bien!

Nuestro edificio «Es Marés», cuando se construyó, el promotor y el equipo técnico ya se encargaron que las fachadas de marés, los dichosos cableados quedaron empotrados...¡Bien! Una frase de un vecino que me encanta, es que nosotros ¿no vivimos? en carrer Pont des Castell, si no, en el «Edificio Marés»...Apreciado lector, nos gusta presumir de nuestras viviendas.

Una de las excursiones mochileras recientes, ha sido en la zona de la calle Campamento...Hemos visto la proliferación de cableados, prácticamente en el noventa por ciento de las fachadas...¡Mal a las empresas! ya que con las facturas de los suministros, podrían dedicar una parte de sus beneficios a «tapar» sus vergüenzas...Hay fachadas que tienen los cables cubiertos con unas molduras, que según me han informado han sido costeados por los propios propietarios ¡Bien!

Que bonito sería una ciudad libre de cableados a la vista… pareceríamos que vivimos como Alícia, en el «País de las Maravillas».

José Barber Allés

Mochilero

josebarberalles@gmail.com