0

Aclaremos en primer lugar que nos referimos a un objeto artístico que, aunque evidentemente es una escultura, en realidad es la maqueta de una escultura posterior. Y se trata de la maqueta que la escultora afincada en Ciutadella Laetitia Lara preparó hace un pequeño montón de años (pongamos casi treinta) con vistas a realizar una escultura dedicada a la emigración menorquina a Argelia durante el siglo XIX y parte del XX.

Era la agrupación de descedientes de emigrantes al Norte de África, por sus iniciales GAMT ("Généalogie Algérie Maroc Tunisie", muy activa hoy día en Francia), la interesada en rendir homenaje a esos emigrantes. La maqueta fue aceptada por la GAMT y Laetitia materializó la escultura definitiva, que se erigió en la cúspide de nuestro Monte Toro, siendo objeto de una solemne inauguración en 1994. Nos hemos referido a dicha inauguración en un artículo en estas mismas páginas, publicado a mediados de 2019.

Que en la sala dedicada a las emigraciones menorquinas pudiese alojarse, si no la escultura real, muy bien ubicada donde se puede admirar actualmente, al menos la maqueta, fue un acto generoso de Laetitia que tuvo lugar en el verano de 2014. Por desgracia, la maqueta se rompió (su material era adecuado para poder ser retocada, luego era relativamente frágil) durante el traslado de la sala de las emigraciones a su ubicación actual, en el primer piso del viejo y renovado Hospital de la Isla del Rey.

Su reparación con todas las precauciones se llevó a cabo cuando, con la ayuda impagable de algunos voluntarios, pudimos contar con un dispositivo de suspensión y maniobra que evitase cualquier tipo de riesgo. Y así fue como el pasado 15 de Mayo, Laetitia pudo unir, con la ayuda de Diego Valverde, los dos fragmentos de la maqueta, que recuperó su aspecto original en una ubicación

adecuada. Este artículo es pues la expresión de nuestro más sincero agradecimiento a Laetitia, esperando que "La Minorquine", pues este es el título de su obra, tenga esta representación en "su" sala durante muchísimos años.

La oportunidad estriba en que este año se cumple el LX aniversario de la independencia de Argelia, cuando, como todos sabemos, prácticamente toda la población de origen europeo, y nuestros "Mahonnais" con ellos, abandonaron el país donde estaban establecidos. La GAMT ha conmemorado dignamente aquellas vivencias tan dolorosas, en concreto para nuestros primos menorquines argelinos.

Oscar Sbert Lozano

Voluntario