0

El incremento de contagios en Menorca, con una incidencia acumulada a 14 días que roza los 500 casos por cada 100.000 habitantes -al límite de entrar en riesgo extremo, según el nuevo ‘semáforo’ aprobado por el Ministerio de Sanidad- y el riesgo de colapso en la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital Mateu Orfila han motivado que la Isla pase a nivel 3 por riesgo alto de contagios, mientras que el resto del archipiélago balear sigue en nivel 1.

Con esta medida, que anunció ayer el Govern, Menorca se convierte en la Isla que más restricciones aplica a la vida social de los vacunados. Las nuevas medidas afectan a 14.000 menorquines que no han sido inmunizados, considerados potenciales vectores de transmisión del coronavirus. A partir de hoy el ‘certificado covid’ se exige en los establecimientos de hostelería con más de 50 plazas, así como en cines, gimnasios y academias de baile. Al mismo tiempo, el Govern recuerda que los empresarios están obligados por ley a exigir este certificado y anuncia inspecciones para comprobar que se pide. Nuevas medidas encaminadas a atajar la propagación de una pandemia que protagoniza un preocupante rebrote en Menorca.