0

El Ministerio del Interior vuelve a olvidar y marginar a Menorca en el dispositivo de refuerzos de la Policía Nacional durante la temporada turística. Es la única isla de Balears que no cuenta con un incremento de las dotaciones policiales, a pesar de que se duplica la población y, por tanto, aumentan las necesidades y las demandas para garantizar la seguridad ciudadana.

Lo lamentable es que esta historia se repite porque en años anteriores ya se ha registrado una situación similar, al que dar excluida Menorca mientras se aumentan los efectivos policiales en Mallorca y Eivissa.

Este año, además, sufrimos el incumplimiento de los compromisos difundidos en mayo por el Ministerio del Interior y la Delegación del Gobierno en Balears relativos a que, de junio a septiembre, el archipiélago contaría con un refuerzo formado por 300 agentes de la Policía Nacional, de los que 45 serían asignados a Menorca. Pero estos agentes sólo permanecieron en la Isla durante el mes de junio. Ya se han marchado. También se ha incumplido la incorporación de diez agentes al control de pasaportes del Aeropuerto porque sólo ha llegado uno. Menorca no se merece estos reiterados agravios y discriminaciones.