QUE la colocación de mesas y sillas justo delante de la puerta de entrada a la iglesia de Santa Maria de Maó vuelva a provocar las quejas de varias personas, que incluso lo consideran ofensivo para los feligreses y poco estético, ya que la principal iglesia de Maó    y su espectacular órgano son motivo de visita turística. Opinan que el Ayuntamiento tiene mejores opciones para la convivencia de todos los intereses.

QUE el Colegio de Médicos ordenara el viernes desde la central de Palma que no se dieran a conocer los resultados de las elecciones a la junta insular, lo que obliga a esperar hasta el lunes.

QUE el mismo día que se publicó la queja de una vecina de Cap d’Artrutx fuera retirado el contenedor de basuras ubicado delante de la puerta de su casa desde el mes de febrero.

QUE lleguen quejas de personas mayores de Ciutadella con dificultades de movilidad porque el servicio de bus urbano se suprimió al inicio de la pandemia y todavía no se ha repuesto.