QUE en Sant Lluís se mantenga la tradición de exponer bujots en las calles para quemarlos hoy, víspera de Sant Joan, en la zona de las pistas de pádel. Son muchos los comerciantes y vecinos que se suman    a la idea de animar el espacio público. A menudo los bujots llevan mensaje, como en este caso, una crítica a la guerra, con un tanque y sus víctimas.

QUE algunas de las personas que colocaron sillas Dalt es Passeig, bien atadas, para ver el Caragol des Born comprobaran ayer que habían desaparecido y se habían sustituido por otras.

QUE el Ayuntamiento de Ciutadella ofrezca una rueda de prensa diaria durante las fiestas, para no repetir silencios pasados, y que el día de Sant Joan se celebre a las 9 de la mañana.

QUE el Consell difundiera ayer una nota de prensa sobre un decomiso de pesca ilegal con una foto en la que parcialmente se reconocía la sala de un restaurante que nada tenía que ver con el caso.