QUE  el rey Felipe VI se mantenga fiel a las abarcas menorquinas cuando se trata de ir cómodo en sus vacaciones de verano. Así lo pudimos comprobar en la última edición de la Copa del Rey Mapfre de Vela, celebrada en Palma, donde patroneó el «Aifos 500». Una afición por el calzado tradicional de la Isla que ha transmitido también a sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía.

QUE al igual que sucedió en Llucmaçanes los niños de Es Grau tampoco hayan tenido fiesta de la espuma este verano por la petición del Ayuntamiento de Maó de ahorrar agua.

QUE el Teatre Principal ofrezca su taquilla para «reimprimir» las entradas para asistir al concierto deJoan Manuel Serrat en Maó por si «han perdido calidad y no son facilmente legibles».

QUE la exportavoz parlamentaria del PP en el Congreso de los Diputados, Cayetana Álvarez de Toledo, también haya elegido Menorca para pasar unos días de vacaciones.