2

En Mahón, un año más, caen miles de moras que ensucian las calles, los coches aparcados y dejan una imagen horrible a los visitantes. La gente pisa y arrastra con sus pies al interior de sus casas el fruto pegajoso. Es asqueroso.