Chenoa y Miguel Sánchez Encinas se casaron el viernes en Mallorca. | Instagram

1

Cinco días después de que Chenoa y Miguel Sánchez Encinas se diesen el 'sí, quiero' en Mallorca, la revista ¡Hola! ha publicado este miércoles todos los detalles de la celebración en su edición impresa. Una ceremonia íntima de la que apenas han trascendido detalles, ya que la artista había cerrado una exclusiva con el citado medio. Las únicas informaciones que habían trascendido hasta la fecha fueron las pinceladas que dieron Àngel Llàcer y Carlos Latre cuando abandonaron la finca Comassema para cumplir con sus compromisos profesionales.

La revista revela que, además de los dos miembro del jurado de Tu cara me suena y los exconcursantes de Operación Triunfo (Geno, Gisela, Alejandro Parreño, Soraya y Natalia), había otros rostros conocidos que no fueron captados por los periodistas. Manel Fuentes, presentador del programa de Antena 3 y quién presentó al ya matrimonio, también estuvo entre los invitados. Además asistieron el periodista Frank Blanco, la actriz Lidia San José y empresarios de la talla de Juan Antonio Álvaro (Fundación Jiménez Díaz), Javier de Paz (Telefónica) o 'el Turronero'.

Noticias relacionadas

Una lista de invitados que no llegaba a las cien personas y que el médico y la cantante escogieron con mimo. La propia Chenoa quiso agradecer a todos su presencia durante la boda: «Estáis porque tenéis que estar. Para nosotros es muy importante que os vayáis a casa sabiendo que los dos os queremos un montón», reproduce ¡Hola!. Tal y como trascendió y como ahora confirma el medio, la ceremonia civil comenzó a la 1:30 del mediodía y la novia hizo su entrada mientras sonaba el tema She de Charles Aznavour. Según la revista, los familiares y amigos no pudieron contener las lágrimas al ver a la artista vestida de blanco con el diseño de Hannibal Laguna.

Tras la ceremonia, todos los invitados pudieron degustar un menú compuesto por langostinos, tartar de tomate y gazpachuelo de mandarina y, como plato principal, cochinillo mallorquín con salsa de albaricoque y cebollita tierna. El postre fue un milhojas de mascarpone, frambuesas, café y dulce de leche, aunque también hubo una tarta nupcial de tres pisos. Precisamente para la comida Chenoa decidió cambiarse y optó por un vestido más cómodo y de tirantes, también en blanco y del diseñador de origen venezolano. Además hubo tiempo para las anécdotas como el medley que los triunfitos prepararon con algunos de los temas más conocidos de Chenoa.