0

La relación entre el futbolista Dani Güiza, exjugador del Real Mallorca, y su hijo Cristian vivió la tarde del viernes un emotivo momento durante la emisión del programa de Telecinco Sálvame. Después de los problemas que el joven tuvo con la actual pareja del jugador del Atlético Sanluqueño, Rocío Herrera, Cristian se sinceró con Maria Patiño: «mi padre se estaba distanciando poco a poco de mí […] no era él quien tomaba decisiones sobre mí».

El joven compareció en televisión la tarde de este viernes para hablar de los problemas con su padre, pero antes de que abandonara el plató Patiño contactó con Güiza y ambos mantuvieron una emotiva conversación. «Siempre te he querido [...] Llevas un camino que no me gusta, pero sabes que tenemos abiertas las puertas de casa» dijo el futbolista durante la llamada telefónica.

Nacido en Jerez de la Frontera en 1980, Daniel Güiza consiguió la custodia de Cristian, fruto de su relación con Rocío Aranda, cuando tenía 12 años. Aunque en un primer momento la relación era buena, en los últimos tiempos ha vivido momentos convulsos hasta que se rompió. Sin embargo, se solventó en Sálvame, cuando el joven reconoció que «estoy dispuesto a cambiar todo, lo que sea. Le pido perdón también a Rocío».