Patricia Gómez y Juli Fuster. | Facebook: Els Fogons De Plaça

7

La consellera de Salut, Patricia Gómez, y el gerente de IB-Salut, Juli Fuster, han celebrado su 'reboda' por todo lo alto. El matrimonio ya pasó por el altar en el mes de noviembre y ahora, ocho meses después, han decidido volver a casarse en una gran fiesta acompañados por sus amigos y familiares. El restaurante Els Fogons de Plaça de Bunyola ha compartido las imágenes del evento en las que se puede ver a la pareja muy sonriente y una gran cantidad de fotografías de los platos que degustaron.

En la primera celebración Gómez escogió un vestido rosa palo, adornado con brillos, un chal a juego y zapatos de tacón del mismo tono. En esta ocasión la política se ha vestido de blanco con un diseño con cola, mangas, escote de pico, cuello barco y bordados. En el cabello, igual que el año pasado, ha apostado por unas ondas. El novio, por su parte, ha lucido un traje negro con camisa blanca y corbata roja. El matrimonio, además, ha escogido rosas blancas y rojas: ella para el ramo y él en el botonier.

Respecto a la comida, tal y como se muestra en las instantáneas, los asistentes comieron un menú variado compuesto por croquetas de diversos tipos, jamón, quesos, gazpacho, berenjenas rellenas, calamares rellenos y paella, entre otros platos. Y en el postre, como no podía ser de otro modo, hubo una gran tarta nupcial, además de pequeños macarons y cupcakes de Banoffe. Eso sí, también hubo otras opciones más saludables como cerezas y fresas. Aunque el restaurante ha publicado hasta 27 fotografías del enlace, Patricia no ha compartido ningún momento de la boda en sus redes sociales. Eso sí, la consellera ha cambiado su imagen de perfil en Instagram por la que aparece vestida de novia junto a su marido.