Mariano Rajoy este jueves en 'El Hormiguero'. | Antena 3

5

Mariano Rajoy visitó este jueves El Hormiguero, dentro de su gira de presentación del libro Política para adultos. El expresidente del Gobierno comentó con Pablo Motos algunos temas de actualidad y dio algunos titulares dignos de destacar. Rajoy se mostró relajado y sin tapujos mostró su apoyo total al rey emérito: «Debería estar en España», señaló. Además, le mandó un mensaje de apoyo y aseguró que Juan Carlos I protagonizó los «cuarenta mejores años de nuestra historia».

En su entrevista el gallego analizó la política actual y criticó a Santiago Abascal, ya que hay cosas que no le gustan de su idolología. Más duro fue con Pablo Iglesias, al que definió como «la quintaesencia del populismo». Desde su punto de vista estas actitudes ponen en peligro la democracia liberal que él defiende: «Es una apuesta por la democracia, por la sensatez, sentido común, la moderación y el equilibro». Eso sí, después de su experiencia no se plantea volver a la política: «No la echo de menos para nada».

Rajoy también opinó sobre el lenguaje inclusivo: «No tiene sentido que nos quieran imponer estas cosas». «No voy a empezar mis discursos diciendo 'todas', 'todos' y 'todes'. No lo he hecho en mi vida, no lo voy a hacer ahora», indicó. El ahora escritor aprovechó su aparición en televisión para explicar la polémica de estos días: el reencuentro de Isabel Díaz Ayuso y Pablo Casado en la presentación de su libro. Rajoy señaló que no hubo «ni cobra, ni protocolo» y que fue él la persona que ubicó a los asistentes para la fotografía. «De lo que sí estoy convencido es de que esto se va a resolver muy pronto y para la satisfacción de todos los votantes y militantes del PP», zanjó.

Por último, el popular quiso hablar sobre el coronavirus e intentó concienciar a la audiencia sobre la importancia de la vacunación: «He pasado el COVID, me he vacunado dos veces y lo haré una tercera». Además, criticó a Yolanda Díaz por afirmar que ella ya había alertado a Moncloa de la pandemia: «Eso es un caso muy claro de política infantil». En su libro, el expresidente del Gobierno hace alusión a la campaña electoral a la Asamblea de Madrid del pasado 4 de mayo, en la que venció «con toda brillantez Díaz Ayuso», mientras que Vox «intentó buscar un eco que no encontraban sus propuestas presentando un cartel electoral que consiguió un rechazo unánime».